El parón de las obras subterráneas del Metro en el centro de Donostia por graves problemas y sobrecostes de más del 80%atribuidos ridículamente por el Gobierno Vasco a “la aparición de arenas y la afluencia imprevista de aguas” es un escándalo inaudito. Ante semejante desatino, hacemos un llamamiento a la movilización para exigir la depuración de responsabilidades y la paralización definitiva de las obras de este macro-proyecto cada vez más desacreditado y considerado absolutamente innecesario por una gran parte de la población.

Comments are closed.