Mientras seguimos confinados en nuestras ciudades, los invernaderos de la región de Níjar no cesan su actividad

El 92% de trabajadoras y trabajadores son migrantes y más de 4000 están viviendo en los asentamientos situados en los entornos de los invernaderos.

Empresarios y contratistas aprovechan los vacíos legales de las medidas económicas del corona-virus obligando a mantener la actividad sin tomar las precauciones de sanidad oportunas.

Jose Cuevas, portavoz del SAT en Almería, nos acerca la situación en esta entrevista telefónica.

Entrevista telefónica a Jose Cuevas (SAT Almería)
  • ¿Cómo está la situación laboral en el campo en Almeria en relación a la pandemia que estamos viviendo y cómo están afectando las medidas adoptadas por el gobierno?

La situación en el campo y en el sector de manipulación, que es donde se transforman las hortalizas que se recogen en él, es una situación por el momento de actividad, con mucho miedo por parte de los trabajadores y trabajadoras. Estamos teniendo multitud de consultas, de denuncias, desde almacenes o centros de trabajo, en los cuales las medidas de seguridad e higiene en este caso, si ya anteriormente en una situación normal brillaban por su ausencia, en este caso muchos de los empresarios de la zona no están haciendo grandes esfuerzos.

Esto se vive con gran preocupación por parte de muchos de estos trabajadores y trabajadoras, que hay que decir que en el campo concretamente el 92% son personas migrantes. Y estos son los que están manteniendo que las frutas y las hortalizas lleguen a diario a los supermercados y el resto de establecimientos de un país prácticamente paralizado.

En el sector de manipulados podemos decir que la situación es un poco mejor, no obstante empiezan a aparecer los primeros casos de contagio en almacenes y está habiendo ya una alarma tremenda, incluso cabe la posibilidad de que en una semana nos encontremos con la paralización de la actividad en algunos de los centros de trabajo, dependiendo de como vayan evolucionando estos contagios.

  • Y sobre la aplicación de los ERTEs ¿se están llevando a cabo en este sector?

Lo que nos estamos encontrando básicamente a nivel laboral es que, si ya la situación en el campo aquí en Almería es una situación de explotación pura y dura de forma mayoritaria, ahora los empresarios lo que esta haciendo es que están aprovechando la alerta por Coronavirus para seguir aumentando sus beneficios, hacer despidos en forma encubierta…hay trabajadores a los que se le ha dicho que no vayan a su centro de trabajo al día siguiente y cuando pasan unos pocos días con lo que se encuentran es con una baja voluntaria. Está habiendo despidos, como los que ocurridos recientemente en una gran empresa de este país, la mayor exportadora de fruta y hortaliza, la empresa HACIENDAS BIO (además financiada por unos de los bancos de la llamada “banca ética”…), que a raíz de esta crisis ha presionado a los trabajadores impidiendo que llevaran a cabo las elecciones sindicales, y por otro lado despedir al conjunto de trabajadores que ya por escrito le habían exigido el cumplimiento del convenio laboral.

Y como esta, otras empresas de la zona están haciendo movimientos similares. De BIOSABOR concretamente, que es otra de las empresas de agricultura “bio”, hoy mismo nos ha llegado un trabajador que posiblemente el lunes esté en la calle. Están aprovechando este parón que hay en los juzgados, este vacío legal que está haciendo que los plazos, si ya eran largos en los juzgados, pues mucho mas se van a alargar después de este montón de ERTEs y del montón de despidos que está habiendo.

A pesar de esto, queremos ser optimistas, porque entendemos que si ya anterior a esta situación había signos de que los trabajadores se estaban organizando en muchas zonas, había habido luchas y huelgas, si la situación empeora y la patronal intenta dar una vuelta de tuerca aprovechando esta situación, pensamos que puede haber situaciones de conflictividad y de lucha importantes.

  • La gente que sigue trabajando…¿como se está llevando el tema de las medidas de seguridad?

El tema de las medidas es de locura. Por un lado está la cuestión del transporte. En la mayoría de los casos los trabajadores tienen que utilizar su propio coche, y en el caso del campo donde la mayoría de los trabajadores son migrantes, ya tenían anteriormente una dificultad porque muchos de ellos tienen que circular con su carnet de su país de origen y ya estaban enfrentándose a multas importantes. Con la situación actual se complica el transporte porque las interpretaciones varían dependiendo de si se trata de la Policía Local, la Guardia Civil o la Policía Nacional. Máxime cuando el propio Subdelegado del Gobierno, a fecha de hoy y que yo sepa, no ha dejado una directriz clara de cuantos son los ocupantes que pueden ir en el vehículo. Porque el decreto del gobierno deja un poco en el aire esa cuestión,y en ese aspecto de por si es un problema gordo. Porque hay mucha gente que ha tenido que dejar de ir a trabajar por este motivo, con lo cual se han encontrado con el despido por parte del empresario. A ese nivel está siendo todo bastante caótico.

Y luego decir que la patronal, creyendo o mas bien sabiendo que la inspección de trabajo va a actuar menos y que los recursos que puedan tener los trabajadores están más en el aire, nos estamos encontrando con autenticas barbaridades. Sobre todo en relación a las medidas de prevención, está habiendo un incumplimiento importante en toda la zona.

  • ¿Ha habido algun tipo de reparto de mascarillas y otros equipos de proteccion?

Ahora están empezando a repartir en algunos sitios. Por ejemplo, en HACIENDAS BIO (financiada por el Grupo Planeta), tuvimos que llamar a la Guardia Civil, que por cierto tampoco realizó precisamente una actuación ejemplar, no había repartido siquiera mascarillas y guantes, eran los propios trabajadores y trabajadoras los que se habían tenido que buscar la vida para encontrarlos, el que había podido hacerlo.

Por otro lado, mantienen el sistema de fichaje mediante la huella, sin ningún tipo de gel ni ningún otro tipo de medidas desinfectantes, con lo cual se podría favorecer también el contagio.

  • En relación a los asentamientos ¿cómo está afectando esta crisis en estos lugares?

Al margen del tema laboral, está la cuestión de la vivienda. Y es que, en el conjunto de Almería son muchos mas, pero sólo en una zona, la mas importante y de mayor producción de producto ecológico que es Níjar, nos encontramos con que hay 4000 trabajadores que están viviendo en más de 80 asentamientos chabolistas. En estos, el gobierno dijo que la UME iba a repartir unos kits de higiene, iba a intentar garantizar la alimentación y las cuestiones básicas, y a día de hoy nos encontramos con que la UME no ha aparecido, y que las organizaciones que estaban sobre el terreno la mayoría de ellas llevan sin aparecer mas de 20 días. Por lo tanto, los alimentos que se les hacían llegar no están llegando. Sí se les ha dado orden por parte de la Guardia Civil del confinamiento dentro de los asentamientos, en los que hay mujeres con hijos pequeños, concretamente un recién nacido en uno de ellos. Si la situación continua como está la situación puede ser a todos los niveles bastante explosiva.

Si ya era indigno cómo estaban tratando y cómo estaban viviendo estos trabajadores y trabajadoras en esta zona, con esta situación y el desamparo total, el escenario que se pueda plantear es tremendo.

  • En estos asentamientos, ¿disponen al menos de agua y suministro electrico?

En la mayoría de los asentamientos electricidad si hay, tienen que pinchar la linea y montar una instalación muy precaria, que en ocasiones ha provocado incendios. En muchos casos, para acceder al agua hay que desplazarse, en muchos casos bastantes kilómetros. Los que tienen vehículo lo pueden hacer, mas fácilmente, pero la mayoría de compañeros y compañeras tienen que hacerlo con unos carros, en los que cargan garrafas reutilizadas de fitosanitarios. Excepto en el asentamiento de Atochares, donde el trabajo conjunto entre una organización inglesa que donó los materiales y el trabajo colectivo de los trabajadores que viven en ese asentamiento, se metieron casi 300 metros de tubería y se acercó el agua a las puertas de los asentamientos. Una medida tan sencilla, que ademas fue una jornada de convivencia, y que podía haberse aplicado en el resto de asentamientos, la patronal y los responsables políticos no han sido capaces de solucionarlo antes, ni en esta situación de emergencia tampoco.

  • Esto podria hacerlo la UME entendemos que bastante facilmente, ¿no es asi?

Yo personalmente nunca le he tenido mucha simpatía al ejercito, de hecho vengo del movimiento antimilitarista, pero en esta situación que se ha anunciado a bombo y platillo que la UME iba a intervenir, que hay un montón de medios, que tenemos a la propia Legión aquí, que continuamente están haciendo exhibiciones y maniobras, y tienen muchos medios, se esté actuando de forma tan vergonzosa y tan mediocre, que no se sea capaz de dotar de un bien básico para la vida como es el agua y una alimentación para estos compañeros y compañeras me parece que retrata muy bien quien nos gobierna y que intereses se defienden. A estos trabajadores solo se les quiere como una mano de obra precaria, fácilmente explotable, por una ley de extranjería…bueno, por un sistema capitalista a nivel global…pero con unas leyes de extranjería también que los mantiene en el limbo durante un montón de años hasta que puedan conseguir un contrato y puedan demostrar el arraigo. Mientras tanto son carne de cañón para estos empresarios sin escrúpulos y para esos políticos que le hacen el juego a esta patronal.

  • Si antes la relación era difícil entre las personas que viven en los asentamientos y la gente local ¿ha empeorado?

Ahora mismo no hay mucha crispación y, entre otras cosas, yo ahí destacaría un dato importante y contundente frente a esa estrategia de la extrema derecha que siempre ha dicho que los migrantes son transmisores de enfermedades y que nos iban a contagiar un montón de cosas. Pues curiosamente en Andalucia, en las dos provincias donde mas migracion hay, que es Almería y Huelva, y precisamente migración pobre, son las dos provincias que a día de hoy son las que menos casos de contagio de Coronavirus tienen. Ese seria un dato a destacar también, ante esa extrema derecha que intenta culpabilizar a los trabajadores migrantes absolutamente de todo.

En cuanto a la relación con la gente de aquí, ahora mismo no hay crispación, entre otras cosas también por el confinamiento. La gente está allí, y si antes era un campo de concentración con la libertad de poder ir a trabajar, o acercarte al pueblo a hacer alguna gestión, ahora básicamente se ha convertido en un campo de concentración total.

  • Si están encerrados en los campamentos ¿como acceden a la comida?

Nos llega información de gente pasándolo ya muy mal. Es cierto que entre ellos hay una red de apoyo mutuo muy fuerte, que si no existiese su situación seria tremenda. También es cierto que algunos comercios de la zona, de migrantes también, que ya tienen una relación con ellos y actúan como históricamente ocurría aquí en Andalucia mediante el “fiao”. La gente va, coge cuatros cosas básicas y luego, cuando trabaja, las paga. Pero hay otra gente que no tiene esos recursos, y son realmente los que lo están pasando peor.

  • Desde el SAT ¿estais haciendo algun llamamiento? ¿Como se puede ayudar?

Denunciar esto publica mente aquí es absurdo porque los medios de comunicación locales oculta, no solo esta situación, sino que han ocultado siempre las grandes luchas de los trabajadores en el campo, o denuncias de trabajadores en el manipulado. Aquí se cumple aquello de que quien es el dueño de la imprenta impone la linea editorial. Aquí hay un bloqueo informativo en ese sentido.

Nosotros hemos intentado hacer la gestión directamente con el Subdelegado del Gobierno, a través de un compañero diputado de Adelante Andalucia, Diego Crespo, que está presionando para que el Gobierno tome cartas en el asunto. Pero el Subdelegado del Gobierno lo ultimo que dijo fue que el que la UME fuese allí podía generar una sensación de alarma. En fin, un argumento bastante vació, bastante absurdo.

Nunca ha habido voluntad real de solucionar el problema de los trabajadores migrantes en los asentamientos de aquí de la provincia de Almeria. A pesar de todo el dinero publico que ha venido, que ha sido abundante, un montón de dinero publico a los ayuntamientos, a un montón de organizaciones asistenciales, etc, y a pesar de todo eso la situación después de 20 años del inicio de toda esta problemática incluso podemos decir que es peor. La situación que se vivió en El Ejido en los años 90, ahora se esta reproduciendo a una escala tremenda en la zona en la que se está desarrollando el cultivo ecológico que es la zona de Nijar, donde esta aumentando los asentamientos chabolistas. A pesar de tener un gobierno supuestamente progresista, del PSOE, no hay una política de vivienda no solo para estos trabajadores migrantes, sino para el conjunto de trabajadores y trabajadoras de la comarca, que son muchos. Hay una escasez de vivienda tremenda. Por lo tanto, no hay mucha diferencia a la hora de hacer política entre estos y los otros.

  • ¿Quieres decir algo mas?

Me gustaría decir que cualquier solución que se pueda dar a los trabajadores que vivan en esta situación, primero hay que contar con la gente que vive allí. La iniciativa tiene que ser en base a esa autorganizacion, esa autosuficiencia, con todo el apoyo que podamos dar, pero lo fundamental es revertir de forma radical la situación que hay en relaciona a la infravivienda y todo lo que lleva consigo.

Por lo tanto, otro tipo de políticas…quien crea que la solución va a venir desde arriba, hace mucho tiempo que estos trabajadores no representan absolutamente nada para los poderes. Incluso si viene el relator de las Naciones Unidas, venga quien venga, ya han sido muchas las denuncias a lo largo de estos años, pero no ha habido ningún tipo de respuesta contundente. Entonces, la solución tiene que venir desde la base, tenemos experiencia en este país, aquella migración de los años 50-60s de los trabajadores andaluces que fueron Madrid, Barcelona, Francia…a poblados ,muy parecidos a estos. Y la solución vino por la organización y la movilización de estos trabajadores, y por una movilización también de los sectores de la izquierda realmente convencidos de transformar desde la base.

Hacer vivienda no es algo complicado….hay experiencias muy importantes, baratas, en este país, tenemos el ejemplo de Marinaleda y otros sitios donde a través de la autoconstruccion, y contando con una mano de obra joven y con ganas de hacer cosas, que únicamente hay que vertebrarla y organizarse, se podría cambiar la situación radicalmente.

Esperanza hay, pero no por los de arriba. Hay esperanza si aplicamos la fuerza donde tenemos que aplicarla, y es que los trabajadores se autorganicen,.

Una última cuestión. En el sector “Bio”, hay un gran numero de consumidores que compran muy preocupados por que todo sea sano, que se haya cultivado respetando el medio ambiente….hay que hablar también de esa responsabilidad social. Los productos biológicos no pueden estar manchados de explotación y de miseria. Por tanto, el consumidor también, esos consumidores conscientes, tienen la oportunidad también a la hora de comprar de apretar en ese sentido. Y no solo a nivel de la empresa, sino a nivel de esa banca, TRIODOS BANK, que presume de ser la banca ética pero que en la practica aquí está apoyando económicamente a empresas que lo que hacen es explotar a los trabajadores y las trabajadoras, que en muchos casos viven de forma totalmente indigna.

Invernaderos situados en las inmediaciones de Níjar. Diciembre 2019. Creative Commons By-SA - siroco
Invernaderos situados en las inmediaciones de Níjar. Diciembre 2019